20 de noviembre de 2009

Cómo realizar una sesión de incidente crítico

Como sabéis, uno de los formatos de sesiones de Medicina de Familia de este año (también lo fue del año pasado) es el incidente crítico.

El incidente crítico es, básicamente, un suceso de la práctica profesional (extraídos de la propia experiencia) que nos causa perplejidad, han creado dudas, han producido sorpresa o molestia o inquietud por su falta de coherencia o por haber presentado resultados inesperados. Son sucesos que, en definitiva, nos han hecho pensar (reflexión). No necesariamente son situaciones "críticas" por su gravedad extrema o por el riesgo vital: de hecho, las más frecuentes son hechos cotidianos...

Aunque ya muchos de vosotros ha hecho sesiones de este tipo e incluso los R1 ya habéis visto cómo son, repasaremos aquí y ahora algunas cuestiones básicas que os pueden ayudar a enfocarlas bien.

¿Cómo estructurar un caso de incidente crítico?
El formato para presentar un incidente crítico es libre, abierto. Cualquier forma de presentarlo es válida, siempre que cumpla con el objetivo de estas sesiones, que es compartir un suceso que surge de la práctica y que ha suscitado dificultades para, entre todos, reflexionar sobre las alternativas más adecuadas para solventar o evitar estos problemas. Sin embargo, si os sirve, os planteamos un esquema para presentar las sesiones que os puede ayudar a estructurar la presentación.

1. Descripción del suceso: dónde y cómo surgió el problema, detalles que ayuden a los presentes a entender lo que sucedió.
2. Emociones despertadas: nos deben servir a todos para ponernos en el pellejo del residente que vivió dicha experiencia (y de paso, empatizar con él).
3. Actuación del profesional: qué habilidades fueron las que el residente puso en práctica para evitar o intentar solucionar el problema.
4. Resultado de esa actuación y problemas suscitados al respecto: todo acto tiene sus consecuencias, positivas o negativas. En este paso se trata de recoger el efecto que la actuación profesional tuvo tanto sobre el paciente como para el residente.
5. Dilemas que se plantean: dilema es un problema que puede resolverse mediante dos (o incluso a veces más) soluciones o alternativas, ninguna de las cuales es completamente aceptable. La incertidumbre sobre cuál es la mejor o más adecuada para el problema que se vivió es la que convierte al caso clínico en un incidente crítico, ya que plantea dudas sobre cómo actuar mejor.
6. Discusión grupal: es el momento de que todos hablemos. Cada uno de nosotros puede aportar diferentes visiones desde la experiencia de cada cual, o conocimientos del tema. Una discusión sosegada (ver más adelante) sobre el tema puede hacernos aprender los unos de los otros.
7. Enseñanzas del caso: conclusiones que el residente, a título personal, llega (qué cosas ha aprendido, qué saca en claro de todo el suceso).

¿Qué normas deben regir la presentación en grupo?
Como bien sabéis, el incidente crítico promueve mucho debate en grupo. Ese es uno de los objetivos, puesto que, al no haber respuestas 100% válidas, cualquiera puede proponer alternativas que pueden funcionar. El debate en grupo es esencial en este tipo de sesiones, y facilita el aprendizaje al promover que uno reflexione sobre cómo hace las cosas y aprenda de los demás cómo afrontar los problemas.
Sin embargo, una sesión de incidente crítico puede echarse a perder si no se tienen en cuenta algunas "normas" básicas de funcionamiento. Conviene conocerlas y tratar de evitar que aparezcan:

No culpabilizar. No hay personas buenas ni malas, ni siquiera formas de trabajar totalmente correctas o incorrectas. No se trata de analizar si se hizo bien o mal, sino analizar qué puntos se pueden mejorar y cómo mejorarlos.
• Aceptar el error. Errar es humano. Compartir, analizar y reflexionar sobre los errores es una buena manera de superarlos y evitarlos en el futuro.
• Positivizar las experiencias negativas. De los errores siempre se puede aprender mediante la reflexión.
Permitir la diferencia. Facilitar la expresión de todos los componentes del grupo escuchando sus argumentos sin interrumpir.

Ya acabamos. Si alguien se queda con ganas de ver algo de bibliografía al respecto, allá va un artículo:



Y como ejemplo, os colgamos la presentación reciente de un R4, un curioso caso que a cualquiera se nos puede presentar en la consulta un buen día...

Incidentecrítico hemorroides


Gracias por todo, un saludo de

vuestro técnico